Nuevas conductas de consumo: El showrooming y el webrooming.

Un tema super interesante que lleva hablándose desde hace tiempo, pero del que se ha escrito poco es el showrooming.

Se le llama así a la práctica de ir a una tienda, física, donde el comprador toca, evalúa, siente, palpa pero no adquiere nada. Se espera a encontrar ese mismo artículo en Internet y comprarlo a un precio inferior. 

Su contra parte, el webrooming. Buscar artículos por Internet, localizarlos, evaluarlos e ir a la tienda física a comprarlo. 

El showrooming y el webrooming son frutos lógicos de nuestro tiempo, productos que jamás van a desaparecer mientras la información fluya libre y sin límites. La magia del Internet hace esto posible, comparar, ahorro, acaparar, primeros lugares, presumir, compras, consumismo. Todo en unos cuantos clicks.

Lo que si es cierto, es que muchas tiendas y/o marcas comienzan a tomar acciones en cuando a estos fenómenos. Target por ejemplo, decidió dejar de ofrecer en sus tiendas lectores Kindle, acusando de "deslealtad" ya que en Amazon los precios eran notablemente más bajos que en las tiendas físicas. 

Otras sermonean a sus clientes acerca de comprar en línea y otras aún más agresivas, como Celiac Supply, una tienda en Brisbane, Australia dedicada a ofrecer productos sin gluten, que decidió empezar a cobrar cinco dólares australianos (unos 3,73 euros) simplemente por entrar en la tienda, que eran posteriormente descontados de cualquier compra realizada.

Cada canal tiene sus pros y contras y no es el chiste declararlos en guerra, si no que se debe optimizar en cada uno, con los intereses del cliente, partiendo de un estudio de las sensibilidades del mismo. 

Finalmente el cliente es libre de tomar sus propias decisiones de compra, tomando en cuenta las virtudes oportunas, aprobar o descartar dichas prácticas.  

¿Tu aplicas alguna de estas conductas? ¡Cuéntanos!

 

Mercadotecnia

Investigación

Marketing Digital

Comercialización

Otros enlaces


Google Partner

Socio Amipci

Contacto oficial Emagister